Somos un grupillo de nanobuddies que ha decidido compartir su pasión común con el mundo. Os contaremos nuestro punto de vista sobre diversos aspectos de la escritura, nos escucharéis evolucionar y crecer con nuestros proyectos. Fracasaremos y os diremos en qué nos hemos equivocado; y triunfaremos solo para deciros cómo lograrlo, no por deseo propio.

Miembros

Laura G. W. Messer

Mi nombre es Laura G.W. Messer, nací en Zaragoza con las Olimpiadas del 92 en lo que mi madre siempre me recuerda que fue un verano muy caluroso. Soy química de «nanomierdas» de profesión, escritora por elección y «friki» de la esgrima histórica (HEMA) porque el corazón quiere lo que quiere.

Actualmente resido en Barcelona y me encanta leer, escuchar música a todas horas, salir a conocer lugar nuevos que me inspiren, el queso y las IPAs, y mirar a los perritos que pasean por la calle.

Mi primera publicación es el relato «Acero», en Katana: una antología samurai de Ediciones Freya. Con esta misma editorial, verá la luz Las Guerras de la Alianza, la primera parte de una trilogía de fantasía.

Podéis encontrarme en mi perfil de Twitter y en mi página de Goodreads.

Montse Saffi

Montse Saffi es el pseudónimo de Pau Montserrat y aunque tenga nombre de chico soy una chica. Nací en Mataró en el año de “La guerra de las galaxias”. Me licencié en Filología porque me gustaba todo lo relacionado con la lengua y la literatura. Me trasladé a vivir en un pueblo italiano al pie de las montañas. Trabajo en una especie de laboratorio rodeada de espaguetis

Soy madre de tres, tengo un perrita, una gata, dos tortugas y un tortugo lo que me convierte en una especie de Elasti-Girl pero sin el maillot rojo y cuando tengo tiempo escribo.

He publicado una colección de cuentos de miedo Para cuentos, los horrores en febrero de 2020 y un libro de aventuras El secreto de los knaars con el que participo al Premio Literario Amazon 2020.

Podéis encontrarme en Twitter, Instagram y en Facebook.

Aritz P. Berra

Fotografía de Aritz P. Berra

Mi nombre es Aritz P. Berra, aunque mucha gente me conoce por el nombre que puse a mi blog: El constructor de mundos. Nací en Donosti en el año 1978, justo el día de mi cumpleaños. Soy Arquitecto de formación, profesor de oficio y escritor por pasión.

Padre de un dragón y apasionado de la mitología, en mi blog me dedico a analizar, disfrutar y aprender de los mundos literarios ajenos mientras construyo el mío.

Me considero un adicto a la escritura y a la lectura desde que tengo uso de razón. Solían abandonarme en el pasillo de los libros para hacer la compra y no me movía de allí.

Tengo un relato publicado en Lektu llamado La bolsa negra, y estoy en el proceso de corrección de mi primera novela.

Me puedes encontrar en mi blog El constructor de mundos, en Twitter y en Instagram.

Tatiana Herrero

Me llamo Tatiana porque a mi madre le hacía mucha ilusión que su hija se llamara como una lejana princesa rusa. Pero no tengo nada de princesa y menos de rusa. Nací en Barcelona el año de las Olimpiadas y llevo desde entonces viviendo en tierras catalanas.

Quedé encandilada con la lectura desde que aprendí a descrifrar qué se ocultaba detrás de las letras de los libros de mi escuela. De pequeña creía que las bibliotecas eran lugares mágicos donde se guardaban la sabiduría de los pueblos y, de hecho, aún sigo creyéndolo. Pero mi fascinación por los libros no quedó solo ahí. Crecí con la ilusión de estudiar literatura y, con eso en mente, estudie filología hispánica y me especialicé en literatura medieval en el máster. Más tarde también me preparé para ser educadora y profesora de lengua y literatura.

Ahora, además de crear mis propias historia de forma profesional, enseño en un instituto. Por si todo esto fuera poco, también administro una página web especializada en mitología y literatura fantástica.

Puedes encontrarme en Twitter y en Instagram.

Marta Vidal

El nombre Marta Vidal es un encuentro de extremos: primer nombre y segundo apellido.
A mí también me han dicho que nací, pero no recuerdo el evento. Dicen que fue en el 76 y en A Coruña, donde crecí.
He vivido en Lugo y en Zamora, y hui a Reino Unido en 2009, harta de que España no supiese darme y sacarme jugo. Aquí me han dejado ser y crecer, así es como una bióloga por titulación termina rompiendo cosas disfrazada de «Embedded Systems Analyst».

He hecho vendimia, traducción y revisión de textos, «chocoplastas» con mi sobri y vídeos de amor para allegados; he abrazado árboles y participado en voluntariados que me han pagado con amor, regalos ¡y un premio!; me he enfadado por tonterías, me he reído a destiempo y hasta he tenido un sueldo por jugar. Pero como literata… nada, ni siquiera sé por qué escribo, lo hago desde siempre y me estresa desde que me lo tomo más en serio.

Me dicen que aquí va el lote de presencias online que no actualizo: blog prestado, Goodreads, Twitter, Facebook.

Rebeca A. Lopez

Mi madre dice (y yo no lo pongo en duda, al fin y al cabo ella estaba allí) que nací durante un equinoccio de otoño, el mismo día que en el Festival de San Sebastián se estrenaba La Profecía. ¿Casualidad o serendipia?

De La Mancha por nacimiento, de Levante por adopción, y de la Costa de Azahar por elección, soy una freak de la ciencia ficción. De niña leí Yo, Robot de Asimov, y me enamoré para siempre. Luego estudié Psicología, tuve niños, y los apunté a extraescolares deportivas sólo para poder escribir en la grada durante los entrenamientos. Con cinco años me publicaron un cuento en la revista del cole. Desde entonces no he vuelto a intentarlo. Tal vez cualquier día de estos… ¿Quién sabe?

Puedes encontrarme en Twitter e Instagram