TODAS LAS ENTRADAS DE:La palabra errante

La palabra errante podcast nace como un proyecto familiar, sin más ánimo que el de reunir en la nube a unas cuantas personas con inquietudes literarias para compartir experiencias e intercambiar opiniones, ¿por qué no hacerlo en voz alta y compartirnos con el mundo?

Mostrando: 11 - 20 de 53 RESULTADOS

La Palabra Errante 2×10: Organizando palabras (o no) con Laura Tárraga

Organización y productividad, dos palabras clave con las que comenzamos este episodio del podcast.

«El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.- J.P. Sergent»

Esta frase de Sergent representa la importancia de la organización a la hora de ser productivos. En ocasiones miramos a otras personas y nos come el gusanillo de la envidia al ver lo mucho que logran aprovechar su tiempo.

Vivimos en un mundo en el que tenemos mil cosas que hacer y queremos hacer otras mil. Desde lo básico como dormir y comer, a mantener una mínima vida social para no perder la cabeza, estudiar o trabajar, desplazamientos de un lugar a otro, ir a comprar y cocinar para no comer todo preparado, hacer deporte, tocar el piano, ponerte las cremitas en la cara, leer… Ya ni hablamos de escribir, o hacer un podcast como este.

Es terrible. Y más terrible es la sensación de no hacer nada, de no avanzar, de cancelar cosas que deseas porque tienes que hacer otras.

Por eso, la clave es conocerse y organizarse para ser capaces de sacar adelante, al menos, una buena parte de lo que nos proponemos.

En este programa contamos con Laura Tárraga para que nos acompañe hablando de este tema tan interesante como estresante.

Nuestra invitada hace gala de casi todos sus libros y en el episodio nos cuenta cómo lo hizo para escribir El Imperio del Sueño.

Laura es muchas cosas, entre ellas:

  • Escritora híbrida a la que leer en unas cuantas publicaciones: bilogía Infortunium (2017); El Imperio del Sueño (Nocturna Ediciones, 2018); Entre vidas (2019); y la bilogía Actuar o morir (compuesta por Hijos del dolor y El idioma de la guerra, Ediciones Freya, 2021).
  • Podcaster por partida doble (puedes escucharla en Literatura juvenil para escritores y en No es tan importante, con Beatriz Esteban).
  • Emprendedora, ya que es la creadora de la Academia para escritores de Literatura juvenil para escritores (con cursos que te acompañan desde le misma escritura hasta la autopublicación y promoción de tus obras).
  • Y además de todo esto, es copywriter y madre de gatos.

Con ella hablamos de cómo organizarse y conocerse a uno mismo (es importante dar con el método adecuado), cómo lidiar con esos momentos en los que todo lo planificado tiene que modificarse por imprevistos, qué supone ser tu propia jefa y unas cuantas cosas más.

Y, para aquellas personas que no puedan contar con una rutina que se repite cada día, el consejo de aprovechar cada ratito disponible para pensar o plasmar sus ideas. Y así, poco a poco, se consigue la productividad. Queda claro que la organización y la productividad están íntimamente ligadas, ¿no?

Por eso, alguno de los trucos que sacamos en este episodio es grabar audios que pasen a texto ellos solos. Si eres de Telegram, puedes usar el bot Voicy; mientras que Google Keep también cuenta con una herramienta similar.

Recuerda que si te ha gustado este episodio, puedes compartirlo para que lleguemos a más gente, seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte a nuestro canal de Twitch (¡si llegamos a 12 suscripciones sorteamos un ebook a final de mes!).

¡Nos escuchamos en el próximo capítulo!

La Palabra Errante 2×09: nuevo año, nuevos propósitos

En un par de días es Nochevieja. Es un hecho que se repite todos los años. El ciclo del tiempo: terminará diciembre y comenzará un nuevo año.

Estos días los medios de comunicación nos ofrecerán sus resúmenes de las noticias más sonadas de los últimos meses. Oiremos que 2021 iba a ser el año en que recuperaríamos la normalidad, pero aquí seguimos, asediados por el covid. Empezó con delta, y hoy lo llamamos ómicron. Quién sabe si veremos omega antes de que todo esto acabe.

2021 ha sido como vivir en una distopía. Los trumpistas invadieron el Capitolio, como en una peli mala de Bruce Willis. Los talibanes invadieron Afganistán, y andan reprimiendo manifestaciones de mujeres a base de disparos de fusil. 

Este año empezó con un temporal de nieve que sepultó medio país, y ha terminado con un volcán que ha estado escupiendo lava durante casi tres meses.

Pero sobre todo, ha sido el año de la salud mental.

—2021 ha sido un año horrible. El cóvid, los talibanes, Filomena, el volcán…
—Lo mío sí es grave: tengo retortijones y estamos a ocho kilómetros de cualquier baño…

En ese sentido, es positivo hacer un resumen de nuestro año, de las cosas que hemos vivido. Pero un buen resumen debe servir de balance. Se trata de repasar tanto los momentos felices como los momentos tristes, y situarlos en contexto para aprender a relativizar los éxitos y los fracasos, a tener los pies en la tierra y a no ahogarnos en un vaso de agua. Esto es así especialmente si hemos tenido un mal año. Destaquemos los momentos buenos, porque seguro que los hemos tenido, aunque a veces la desdicha desdibuja esos momentos de felicidad.

Todos estamos de acuerdo en que vivimos demasiado deprisa, pero pocos nos detenemos a saborear esos momentos, esos que por lo general son compartidos y, por ello, son los mejores.

Así que este 31 de diciembre, abramos las ventanas, sirvámonos una copa y brindemos por los que estamos, por los que faltan, y por los que ya no van a estar nunca más.

El equipo de La Palabra Errante os desea un muy feliz año 2022

Únete a nosotras en el último capítulo del año 2021. Hay cosas que no habremos cumplido de aquellas que nos propusimos a finales del 2020, pero las risas siempre están aseguradas. Y en este capítulo podrás conocer nuestro balance del año, los propósitos para el año que arranca y descubrirás el ouijafyer y los tríos literarios. ¿Qué más puedes pedir?

Cuídate, disfruta lo que puedas y feliz año nuevo.

La Palabra Errante 2×08: Clubes de lectura para dejarte sin palabras

Desde que creamos este podcast, ya hace 35 capítulos, nos propusimos derribar muchos mitos relacionados con la literatura. Empezamos con el gran mito que nos vende que las mujeres no escriben, o solo de ciertos géneros. Luego, con las dos iniciativas de 1 libro en 90 días a lo largo de los dos últimos NaNoWriMos creo que hemos demostrado con creces que la escritura no es un proceso tan solitario como nos lo pintan.

Pero claro, mucha gente piensa que la lectura es, sin ningún tipo de duda, un proceso solitario. No se lee en grupo, no se puede. ¿O sí?  Tengo que reconocer que hasta que entré más a fondo en el mundo de la literatura no descubrí la magia de los clubs de lectura o de las lecturas conjuntas. ¿Por qué ambas cosas son lo mismo? Para contestar a estas y otras preguntas tenemos a una invitada de lujo. Ella es Carla Campos Moreno.

Carla Campos Moreno es escritora, podcaster en 30 teclas por hora, ganadora de un Ignotus por su maravilloso artículo guía para introducirse en el Mundodisco de Terry Pratchett, organizadora del club de lectura de Pratchett que se reúne en el templo de los que amamos la literatura de género llamado Gigamesh, y sobre todo madre de dos valkirias maravillosas.

Un club de lectura para cada perfil

Volviendo al tema de los clubs de lectura, trasteando por internet he visto que mirando solo en las bibliotecas de Barcelona hay clubs de lectura por géneros, por idiomas, autoras, cómic, de teatro y hasta de literatura vasca.

Si abrimos el espectro y miramos los clubs de lectura online y las lecturas conjuntas, el número ya se multiplica casi hasta el infinito. Es por ello que hemos decidido abrirle un espacio a esta modalidad tan especial (y divertida) de lectura, para ver si la gente que aún no ha probado lo que es un club de lectura se anime. Estoy casi seguro de que en cuanto encuentre su espacio ideal no podrá abandonarlo.

Únete a nosotras para conocer mucho más acerca de los clubs de lectura, su funcionamiento y lo que te puede aportar. Seguro que en cuanto lo escuches saldrás en busca de uno que se adapte a tu perfil. Y si eres fan de Pratchett, Carla te estará esperando con los brazos abiertos.

Báner con título y subtítulo. El NaNoWriMo se ha acabado, pero seguimos trabajando en nuestras novelas. Un libro en noventa días.

La Palabra Errante 2×07: Un NaNoWriMo en grupo y un sorteo errante

Como sabéis si sois asiduas a nuestro contenido, tanto del podcast como ahora también en Twitch, nos conocimos y unos unió un NaNoWriMo muy especial. Las seis nos apuntamos al mismo canal de Telegram buscando un grupo de apoyo para superar el reto. Y la química surgió enseguida. Como os hemos contado otras veces, Montse nos lio a todas para formar un podcast y hasta aquí hemos acabado más de un año después: con una audiencia preciosa y un canal de Twitch. ¿Quién nos lo hubiese dicho hace un año, eh?

Por ese motivo, cuando empezamos todo este proyecto en conjunto, decidimos que el NaNo iba a ser nuestro signo. Lo que nos diferenciaría y a lo que le dedicaríamos más cariño. Así, en 2020 organizamos la primera edición del reto #1libroen90días, de la mano de nuestra madrina Alicia Pérez Gil y el manual que acababa de sacar: Rutina de entrenamiento para escritoras en ciernes: Cómo tener tu novela lista para lectoras cero en 90 días.

Nos gustó tanto el resultado de esa iniciativa que hemos decidido repetirlo este año, aprovechando la experiencia para mejorar algunos aspectos. Repitiendo el mismo esquema, dedicamos octubre a planificar nuestra historia y noviembre ha sido el mes para escribir. Siguiendo el planning anterior, dedicaríamos diciembre a corregir, pero vamos a hacer algunas modificaciones que te contaremos hoy.

El NaNoWriMo se ha acabado, pero el reto #1libroen90días continúa. En el capítulo de esta semana te vamos a contar cómo nos ha ido el #NaNoWriMo, qué tenemos pensado para acompañaros en vuestro proceso de creación a lo largo de los siguientes meses (porque sí, esto es posible que duré más de 90 días) y acabaremos con el sorteo prometido a aquellas suscriptoras que hayan escrito al menos durante 20 días o hayan acumulado más de 20k palabras. Os adelanto, ahora que no nos oye nadie, que si te gusta esto de los sorteo, va a ser el primero que hagamos, pero no el último. Pero no me avanzo, quédate hasta el final para saber más.

Sorteo

Cada una de nosotras ha pensado en un libro de ficción y en otro de no-ficción que os puedan interesar. La persona ganadora se llevará a su casa uno de cada a su elección.

No ficción

Ficción

Báner con título y subtítulo. Desvelamos los relatos seleccionados para nuestra antología de relatos, con la mente creadora del relato más votado. Escúchanos para descubrir quién es.

La Palabra Errante 2×06: Desvelando la convocatoria errante

En el programa de esta semana nos reunimos para hablar de antologías.

Y qué es una antología, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul…

Qué es una antología? Y tú me lo preguntas…

Una antología, según la RAE, en primera acepción es una colección de piezas escogidas, en este caso, de la literatura. Y en segunda acepción, algo “de antología” o “antológico” es algo extraordinario digno de ser destacado.

Etimológicamente, la palabra antología deriva del griego anthos (flor) y logía (selección). Es decir, una antología es como un ramo de flores hermosas que se eligen para el ser amado…

Cariño, he escogido estos relatitos solo para ti…

Ahora en serio, una antología es una recopilación ordenada y justificada de distintas obras consideradas destacadas o relevantes por el antólogo o antologador, que es quien lleva a cabo la selección.

Usualmente, las obras que la compondrán giran en torno a un criterio central que justifica la selección. El mismo tema, la misma época de creación, el mismo autor, el mismo género… Y dado que dependen del criterio de quien hace la selección, puede haber infinidad de antologías del mismo tema que sin embargo son completamente diferentes entre sí.

La principal función de las antologías es la divulgación, por lo que son el formato ideal para dar a conocer autores nuevos.

El trabajo de componer una antología es muy personal. Seguro que conocéis muchas, y para cada una de ellas se habrá seguido una fórmula diferente. Pero, en resumen, los pasos comunes suelen ser:

  • decidir que se quiere meter una en un fregao de estos
  • elegir el tema
  • pedir participación
  • estresarse por si no llega ningún relato
  • llevar a cabo la selecció, para lo que hay que determinar primero los criterios de valoración (y ponerse todo el equipo de acuerdo en cómo se valora qué, que es lo más difícil. Especialmente, ponerse de acuerdo para quedar para ponerse de acuerdo, ya sabéis…).

Y eso fue lo que hicimos hace unos meses aquí en LPE, y de eso va el programa de hoy. Desvelaremos los relatos ganadores de la I Antología Errante, y nos acompañarán sus autor@s para contarnos cosas sobre ellos mismos, por qué decidieron participar en la convocatoria, cómo se les ocurrió la idea de ese relato en particular, y todo lo que se les ocurra.

La Palabra Errante 2×05: Recortar palabras para relato

Es bastante probable que todos por aquí hayamos oído hablar de los relatos, porque últimamente en el mundillo editorial independiente está ganando popularidad el publicar antologías de relatos. Son una herramienta muy chula para leer algo breve cuando no tenemos demasiado tiempo y ya de paso conocer a muchas autoras que quizá no conocemos.

Pero, ¿qué es un relato?

El término relato, proviene del vocablo latino relātus, con el cual también se ha designado a los cuentos. Lo que los caracteriza, es que su extensión es mucho más corta que la de cuentos y novelas, además de seleccionar los momentos más importantes de una historia y contar con menos descripciones para lograr un impacto con menos palabras y detalles.

Un buen relato es aquél que logra contener la atención del lector desde el inicio hasta el final.

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿qué extensión de palabras tiene un relato?

Hay cierta discrepancia para responder a esta pregunta. En algunos lugares se considera que los relatos largos tienen 500 palabras o más, los relatos cortos, menos de 250, y los microrrelatos menos de 80 palabras. Por otro lado, en páginas web de habla ingles hace una separación un poco distinta:

Novella (Novela corta): 17,500 – 40,000 palabras

Novelette (Relato largo): 7,700 – 17,500 palabras

Short Story (Relato): Menos de 7,500 palabras

Sin embargo, estas definiciones de extensión con números igual nos dejan un poco frías. Por eso nos fijamos en una experta en el tema para traeros un poco de su sabiduría.

En una de las clases de Brandon Sanderson (las tenéis todas disponibles en su canal de Youtube y pronto serán publicadas en forma de libro), aparece Mary Robbinet como profesora invitada para hablar de relatos. Mary comienza la clase diciendo: Brandon me ha invitado para dar esta clase porque él es bueno en muchas cosas… que no son historias cortas.

Para Mary, la definición de una historia corta, un relato, en términos de sensación para el lector, es mandarle al lector un puñetazo con un sentimiento concreto. Es una experiencia muy específica, no la inmersión de una novela.

Pasando a términos técnicos, Mary también habla de MICE (ratón), los cuatro elementos fundamentales que componen una historia (sea de la extensión que sea) y cómo utilizar estos hilos para calcular (¡con una fórmula matemática!), aproximadamente, la extensión de lo que quieres escribir. Es decir, que para un relato, hay que mantenerse simple (pocos personajes, pocos escenarios, pocas tramas, directos al meollo de la cuestión).

Es una charla muy interesante, así que os recomendamos verla y tomar nota.

Y también hay que tomar nota de los relatos que tenemos publicados y mucha atención a lo que nos cuenta Rebeca de su experiencia trabajando con relato en el Patreon de Alicia Perez Gil.

Obviamente, como en todos los programas, desvariamos un poquito, pero os hablamos de inspiración para relatos, algunos que nos han marcado y la razón detrás de este capítulo.

Y es que hemos pasado el mes de octubre leyendo y valorando los relatos que recibimos para nuestra Antología Errante. Queremos daros las gracias por la acogida y todos los relatos recibidos. Ya nos hemos puesto en contacto con los seis seleccionados y tenemos muchas ganas de trabajar en la edición para que veáis el resultado final.

¡Nos escuchamos/leemos en quince días! Y un recordatorio, durante este mes de noviembre, si estás participando en nuestro #1libroen90días o en el #NaNoWriMo, estamos en directo en Twitch prácticamente todos los días laborables con bloques de trabajo para avanzar escribiendo nuestras novelas.

Links con nuestros relatos:

Montse: Para cuentos, los horrores (disponible en Amazon en formato físico y también kindle).

Rebeca: Bruja, dentro de «Degustación de calabazas II» (puedes conseguirlo gratis aquí).

Aritz: La bolsa negra (disponible por pago social aquí).

Laura: Acero, dentro de «Katana: una antología samurái» (de Ediciones Freya) y Susurro vegetal, dentro de «Mentes brillantes y oscuras» (de Hela Ediciones).

La Palabra Errante 2×04: Con dos pistolas errantes

Estamos a las puertas del mes de noviembre. Para las componentes de La Palabra Errante es un mes muy importante, porque es cuando se desarrolla el NaNoWrimo (National Novel Writing Month), el mes nacional para la escritura de novelas. 

Para los que no lo conozcan, se trata de escribir 50.000 palabras en un mes. ¿Y por qué no hablo de escribir una novela? Pues porque no todos los participantes del Nano escriben una novela. Hay gente que aprovecha el mes para corregir un borrador ya existente, otros escriben cuentos o un texto de no ficción. Lo importante del reto Nanowrimo es que dejes de procrastinar y te pongas a escribir como si no hubiera un mañana. 

Porque el Nano es eso, escribir todos los días, hasta que logras crear una rutina. 

Nosotras nos conocimos durante el Nanowrimo, compartimos nuestros logros y nuestros fracasos a través de un chat y después creamos esta locura de Podcast.  

El año pasado, además, incluimos un reto #1libroen90días. Con el libro de Rutina para escritores en Ciernes de Alicia Pérez Gil. Este año, también tenemos reto y, aprovechando que estamos en Twitch, hemos creado dos equipos para picarnos y escribir más y mejor. 

En la web y en Twitter de la Palabra Errante, encontráis el formulario de inscripción. Puedes apuntarte al equipo de Brújula, si eres de los que se deja llevar; Mapa, si escribes siguiendo solo y exclusivamente lo que ya te habías fijado en la escaleta o hacer un “Pito pito gorgorito”, si eres de los que no sabe muy bien donde colocarse.

Lo importante es sumar palabras y si puede ser en compañía pues mejor. 

En el episodio de hoy hablaremos de Nanos pasados, de rutinas, de manías, de proyectos y sobre todo, de cómo superar el Nano de la mejor manera posible.

¿Quién mejor que Izaskun Albéniz para que nos hable de retos, desafíos y novela negra? Acaba de sacar su libro Con dos Pistolas una guía muy útil con consejos, explicaciones, ejemplos y ejercicios que puedes aplicar a la ficción criminal o a cualquier género. Un libro imprescindible para enfrentarte al desafío del Nanowrimo.

Enfrentamos a nuestra invitada a las seis palabras errantes, hablamos de sus libros, de la saga Pentagrama Criminal (Do, Re, Mi), e intentamos que nos confiese de dónde saca el tiempo para hacer tantas cosas. Si quieres echar un vistazo a su web aquí la tienes: www.izaskunalbeniz.es.

Además, Izaskun nos habla de una magnífica iniciativa, el I Certamen Chicklit Pilar G Cortés, de carácter benéfico. Si quieres saber más sobre ello, aquí tienes toda la información.

Luego nos venimos arriba, sacamos las pistolas y nos disparamos unas risas. ¿No te lo crees?

La Palabra Errante 2×03 #LeoAutorasOct: señoras palabristas (y un NaNoReto)

En el verano de 2016 un grupo de blogueras se dieron cuenta de que en los lanzamientos editoriales, en las listas de más vendidos, y en las de los galardones más importantes, las obras firmadas por mujeres eran muchas menos que las de autores masculinos. Decididas a llamar la atención sobre esto, eligieron un mes, octubre, y un hastag, #LeoAutorasOct, en una iniciativa que reivindica los libros escritos por mujeres.

Empezaron siendo seis chicas, y ahora la iniciativa se pone en práctica no solo en España, sino que ha llegado a Latinoamérica, ha implicado tanto a lector@s como a profesionales del sector del libro, y supone un aliciente para que las editoriales se lancen a publicar a más mujeres.

Esta iniciativa, que trata de reivindicar textos escritos por autoras de todos los géneros y épocas, reflexionar sobre su obra, y sobre por qué no las hemos conocido antes, también resulta muy útil para que personas que habitualmente no se fijan en el género del autor de los libros que compran, se den cuenta de esta realidad, y al menos estos días, hagan un pequeño esfuerzo y lean a mujeres.

Porque lo que no se nombra no existe, y nosotras estamos aquí y hemos venido para quedarnos.

Al hilo de esta iniciativa #LeoAutorasOct, cada una de nosotras os propone algunos libros escritos por mujeres.

Para empezar, Montse nos sugiere que leamos a Patricia Highsmith, novelista estadounidense nacida en 1921. Descrita como una mujer difícil, huraña, que prefería los gatos (y los caracoles, que mantenía como mascotas) a las personas. 

Extraños en un tren (1950), fue su primera novela, llevada un año después al cine por Alfred Hitchcock con el mismo título. Nos cuenta la historia de dos personas aparentemente normales que se cruzan en un viaje anodino y lo que empieza casi como un juego acaba en una tragedia.

Carol  (1952), publicada originalmente como El precio de la sal, fue rechazada por muchos editores por su temática lésbica, fue publicada bajo el pseudónimo Claire Morgan en 1953 y vendió cerca de un millón de ejemplares. Con esta novela Highsmith rompe un tabú de la época: relata una relación homosexual entre dos mujeres que no acaba en horripilante tragedia.

Su creación más célebre es Tom Ripley, protagonista de un ciclo de cinco novelas que se inicia en 1955 con El talento de Mr. Ripley . Highsmith crea un personaje mentiroso, asesino, estafador, sin sentimientos de culpa y con el ingenio necesario para que sus crímenes siempre queden impunes y le permitan ascender en la escala social. Ripley es un antihéroe que combina astucia, encanto y seducción, que debería resultar odioso, pero que es imposible no encontrar atractivo.

En general, la obra de Patricia Highsmith se estructura en tramas complejas y elaboradas centradas en torno a la culpa, la mentira y el crimen. La realidad que se desprende de sus novelas y cuentos es depresiva, pesimista y sombría, como también su concepto sobre el ser humano. Le atrae especialmente la ambigüedad moral: sus héroes suelen ser personajes turbios y ambiguos que, moviéndose en la frontera entre el bien y el mal, explotan la hipocresía social para ascender socialmente. Su muerte, en 1995, nos dejó  veintidós novelas, siete libros de relatos, un libro sobre técnicas de escritura, más de 8.000 páginas de diarios, y la escalofriante sensación de que, a través de ella, nos asomamos al abismo del que todos tratamos de huir: cualquiera puede llegar a ser un asesino, solo hace falta que las circunstancias se combinen en la forma precisa.

Taty nos trae a Jo Walton, una escritora galesa actualmente residente en Montreal, Canadá, porque, aunque su francés es bastante malo, afirma que la comida y los libros son mejores. Comenzó su carrera escribiendo juegos de rol, pero como se aburre con facilidad, pronto empezó a escribir libros muy diferentes entre sí.

Muy conocida por sus novelas de literatura fantástica, artúrica y ciencia ficción distópica, Walton se ha convertido en una de las autoras más premiadas de la literatura de género de los últimos años (ganó el Campbell a Mejor escritora revelación en 2002, con 38 años). Hasta el momento ha publicado 14 novelas, tres colecciones de poesía, dos de ensayos y una de cuentos.

La obra que hoy nos trae Taty es La ciudad justa, una novela que mezcla antiguos filósofos griegos, dioses y robots. Atenea, diosa de la sabiduría, crea en una isla del Mediterráneo una ciudad, poblada por 10.000 niños que serán educados según los preceptos de la República de Platón… Y luego están los robots, por supuesto, porque alguien tiene que hacer el trabajo duro.

También comentamos Entre extraños, ganadora del Nebula y del Hugo. Esta novela comienza cuando Morwenna, una jovencita de 15 años, es enviada por su padre a un internado tras huir de casa de su madre, bruja, tras una batalla por el control de los seres mágicos en la que la protagonista acaba lisiada de una pierna y su hermana gemela fallece. La novela, escrita en forma de diario, nos cuenta los intentos de Mor por rehacer su vida mientras se oculta de su madre porque está convencida de que aún trata de hacerle daño. El tratamiento de la magia es tan sutil que las lectoras pueden llegar a pensar que todo es fruto de la mente de una chica muy sola, muy creativa y muy triste. Pero, al mismo tiempo, tenemos la sensación de que todo es real, que la magia nos rodea y algo maravilloso o terrible puede suceder en cualquier momento.

Por su parte, Aritz nos recomienda a Ursula K LeGuin, una escritora californiana, nacida en 1929. Se tituló en Literatura medieval y del Renacimiento, dedicó la primera parte de su vida a la enseñanza.

Además de sus obras más conocidas, fue la autora de una decena de libros de poesía, más de cien cuentos, siete colecciones de ensayos, trece libros para niños y cinco volúmenes de traducción, incluyendo el Tao Te Ching, de Lao Tse, y poemas de Gabriela Mistral. También es autora de una guía para escritores.

De Ursula K. LeGuin hablamos de varias obras:

La serie de Terramar   —Un mago de Terramar (1966), Las tumbas de Atuan (1971) y La costa más lejana (1972)— sobre un mundo inventado donde la práctica de la magia es tan precisa como cualquier otra ciencia, e igual de moralmente ambigua, fue escrita, a solicitud de su editor, para adultos jóvenes. Sin embargo, como la mayoría de la obra de esta autora, permite su lectura a cualquier edad obteniendo una experiencia lectora muy satisfactoria.

La mano izquierda de la oscuridad (1969) (cuyo protagonista es negro, nada habitual en la época) se ambienta en Gueden, un planeta donde las distinciones de género comunes no son aplicables: las personas no son hombres ni mujeres, sino que son la mayor parte del tiempo hermafroditas neutros que asumen los atributos de cualquiera de los dos sexos durante un breve periodo al mes. Nadie sabe qué sexo adoptará, aunque existen drogas que permiten cierta elección. Así, un mismo individuo puede ser padre de un hijo y dar a luz a otro.

Gran parte de la ciencia ficción de Le Guin se ubica en un universo común, una confederación de planetas denominada Ekumen, fundada por un pueblo antiguo que plantó humanos en planetas habitables a través de la galaxia: incluyendo Gueden, la Tierra y los mundos gemelos de su novela más ambiciosa: Los desposeídos.

Los desposeídos. Una utopía ambigua (1974) contrasta dos formas de organización social: una sociedad capitalista caótica pero vibrante, que oprime a la clase inferior, y una “utopía” sin clases que resulta ser opresiva en su propia manera conformista. Le Guin le da al lector la libertad de encontrar un equilibrio cómodo entre las dos.

Éste es un aspecto común en las historias de Le Guin: están construidas alrededor de lecciones difíciles sobre la necesidad de compasión y de equilibrio entre fuerzas opuestas. Los conflictos que enfrentan se originan típicamente en un choque cultural y se resuelven más por la conciliación y el autosacrificio que con espadas o batallas espaciales.

Siempre se consideró feminista, aunque las convenciones de la época la llevaron a centrar sus libros en héroes masculinos. Eso sí, cuidó mucho sus posturas y reacciones, evitando el machismo de gran parte de los personajes de la época. Sin embargo, sus textos más tardíos, a partir de los años 90, cambian de punto de vista, y están narrados en su mayor parte desde una perspectiva femenina.

Laura nos recuerda a Elisabetta Gnone, escritora italiana nacida en 1965 que dirigió algunas de las revistas infantiles mensuales de Disney (Bambi, Minnie & Co., Winnie the Pooh…), donde también creó la serie de cómic WITCH. 

W.I.T.C.H. es la historia de cinco chicas adolescentes que son elegidas para ser las nuevas Guardianas de Kandrakar con la misión de proteger la muralla. Para este propósito las chicas son dotadas de poderes mágicos basados en los cuatro elementos de la naturaleza y el poder que las une, al que se interpreta de varias formas: amor, energía o confianza.

Fairy Oak (El Secreto de las Gemelas, El Encanto de la Oscuridad y El Poder de la Luz, Capitán Grisam y el amor, Los hechiceros días de Shirley, Flox de los colores y Adiós, Fairy Oak) es un pueblo mágico y antiguo, escondido en los pliegues del tiempo. Hadas, magos, brujas y ciudadanos viven juntos desde hace tanto que ya nadie presta atención a sus rarezas. 

La saga Olga de papel trata los temas de la fragilidad y la imperfección que nos hacen humanos. La primera novela de la trilogía, Olga de papel, habla de Olga Tindal, una niña del pueblecito de Balicó que siempre anda contando cuentos. En esta ocasión, cuenta la historia de otra Olga, una niña de papel que parte en busca de la bruja Auselia para que la convierta en una niña de verdad. Con un mimo y una sutileza admirables, Elisabetta Gnone nos deja entrever la agridulce verdad que Olga esconde tras la niña de papel.

Por último, la propuesta de Rebeca es Octavia Butler (puedes ver el artículo de La Palabra Errante sobre ella aquí), una escritora afroamericana nacida a mediados del siglo XX. Durante toda su infancia, en plena época segregacionista, fue testigo y objeto de muchas formas de racismo. Además, cuando se refugiaba en su gran pasión, la ciencia ficción, no podía identificarse con los personajes típicos de la época (triunfadores, masculinos y esencialmente blancos), de modo que tomó la decisión de escribir sobre otro tipo de personas, como mujeres de raza negra. Por ello, es considerada la fundadora del Afrofuturismo.

Butler construyó mundos poblados por personas cuyas historias nadie había considerado dignas de contar: personas negras, mujeres, personas queer, personas con diferentes capacidades y géneros.

Sus obras hablan de problemas sociales relacionados con la discriminación de tipo racial, de género y religiosa. Aparecen conceptos como la raza, la religión, el progreso y la clase social, y están muy presentes el sexo y la sexualidad.

Butler inventa formas increíblemente diversas de invasión, dominación y colonialismo, asociados inevitablemente a racismo y violencia.

Y como suele pasar en la vida real, en sus novelas los cambios sobrevienen, queramos o no. No hay nada que se pueda hacer para evitarlos. De modo que debemos adaptarnos a ellos.

La obra que Rebeca nos recomienda hoy es la trilogía Xenogénesis, (Amanecer, Ritos de Madurez, e Imago) actualmente publicada en un solo volumen como La estirpe de Lilith. La primera novela, Amanecer, se sitúa en un futuro en el que la humanidad prácticamente se ha cargado toda la vida del planeta. Unos observadores externos, los Oankali, especialistas en ingeniería biológica, deciden que la humanidad debe ser salvada, aún a su pesar, pero para eso debe ser modificada. Ellos consideran que es necesario conservar la inteligencia, pero hay que eliminar la propensión a la autodestrucción. Para ello, la transformación pasa por una nueva creación, una hibridación biológica con los mismos Oankali, y al mismo tiempo, una nueva forma de vivir, en comunidad, en lugar de bajo estructuras jerárquicas. Lilith, la protagonista, se enfrenta a la encrucijada de si va a aceptar este nuevo modelo de familia y de sociedad tal como la definen los oankali, o si va a oponerse hasta la muerte, junto con otros miembros de la raza humana que, antes que ser “re-programados”, prefieren morir, o vivir una existencia miserable lejos de la tecnología y la comodidad de las comunidades.


Y para terminar, os contamos unas cositas que estamos planeando para el NaNoReto de este noviembre. Si quieres participar en el reto, aquí tienes el formulario de inscripción.

La Palabra Errante 2×02: Premio Amazon. Palabras que compiten

Hace un tiempo la única manera que teníamos las autoras para publicar solía ser a través de una editorial o pagando pequeñas tiradas de manera personal en una imprenta. Pero la técnica fue evolucionando y los libros electrónicos llegaron para quedarse.

De entre todas las plataformas disponibles, hay una que ha supuesto un empuje definitivo al libro electrónico: Amazon. Y, además, a las que amamos el libro en papel también nos permite comprar estos ejemplares en físico mediante la modalidad de impresión bajo demanda. 

Hace unos años Amazon convocó un premio entre los autores que publicaban con ellos de manera exclusiva. Este premio Amazon ha ido adquiriendo mayor importancia a lo largo del tiempo, y estudiando los datos de los últimos dos años podemos ver que se presentaron 2400 obras en 40 países en la edición de 2019, y que en 2020 dieron un salto cuantitativo al presentarse 5500 obras de 50 países.

 A finales del año pasado tres amigas se unieron para ayudarse, animarse y presentar sus respectivas novelas al premio Amazon del año 2021. Ellas son nuestras invitadas de hoy: Cristina Grela, Adella Brac y Esther Magar

Cristina Grela es autora de novela negra y para este premio ha presentado La madre de todas las ciencias. Adella Brac es una escritora de fantasía con varias obras a sus espaldas, y para el premio Amazon ha publicado Hadas Errantes. Y Esther Magar se ha estrenado con la novela de realismo mágico Las semillas del rencor

En este capítulo (recordad que se graba en directo en nuestro canal de Twitch) veremos que la escritura no es un trabajo tan solitario como se piensa, y que hay muchas veces que tus compañeras son capaces de ver mejor que tú las bonanzas de tu obra. Puede que hayamos descubierto el marketing literario de tribu.

Únete a nosotras en este episodio donde el premio Amazon se mezcla con una anciana no tan adorable, una saga familiar de pelirrojas peculiares y unas hadas que no echan polvitos mágicos.

La Palabra Errante 2×01: Retorno errante

¡Hola de nuevo, errantes! ¿Nos habéis echado de menos?

Después de un verano de vacaciones, todo el equipo de LPE volvemos a la carga y lo hacemos a lo grande. Por si no te has enterado de lo que nos ha pasado en redes, te lo resumimos en un momento: el Equipo de Liberación de Risas (ELR) se hizo con el control de nuestro Drive y con la cuenta de Twitter; y se ha quedado la última semana a publicar tomas falsas y audios embarazosos de nuestras grabaciones y reuniones. Aún puedes ir a escucharlas para echarte unas risas a nuestra costa.

Por eso, hemos decidido que vamos a grabar todos nuestros directos directamente en Twitch. Sí, sí. En Twitch. De hecho, este audio es la grabación de un miércoles noche grabado con la compañía de varias oyentes habituales. Pero no solo vamos a estar en esta plataforma para grabar los episodios, sino que cada una de nosotras va a traer una sección concreta. Si quieres saber más, en el episodio te lo explicamos al detalle:

Además, también te hablamos sobre qué hemos hecho este verano y cómo hemos ido avanzando nuestros proyectos, literarios o no. Compartimos anécdotas gracias y escuchamos y comentamos las vuestras.

Si quieres estar presente en la siguiente grabación, será el 22 de este mismo mes en nuestro canal de Twitch, pero también a lo largo de estas semanas están programados varios directos super interesantes sobre cultura general, literatura y, sí, también un toquecito de ciencia.

Te recordamos, además, que mañana (15 de septiembre) cierra el plazo para enviar tu relato para la #ConvocatoriaErrante. ¡Que no se te pase el plazo! Todas las novedades derivadas de esta convocatoria las iremos anunciando por Twitter, ¡así que no te olvides de seguirnos si participas para estar al tanto de todo!

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Más información
Privacidad