Mostrando: 1 - 10 de 48 RESULTADOS

La Palabra Errante 2×19: Club de lectura criminal

En el capítulo ocho de esta temporada, Carla Campos nos demostró que la lectura no tiene por qué ser un proceso solitario.

Existen muchos clubs de lectura organizados por bibliotecas o simplemente por grupos de lectores. Los hay por géneros, por idiomas, por autoras, por recorridos urbanos literarios y un largo etcétera. También existen infinidad de formatos porque la pandemia nos ha obligado a agudizar nuestras mentes y a buscar nuevos formatos que no impliquen la presencia. 

Si el cartero siempre llama dos veces, nuestra invitada y dama de los malincuentes, pasa dos veces por nuestro programa.

La primera vez que estuvo con nosotras, hablamos de su libro de no ficción “Con dos Pistolas: o como enfrentarse con éxito al reto de escritura NanoWrimo”

Este manual nos ayuda en la escritura de un libro, no solo criminal, porque hay muchos consejos e ideas para conseguir llevar a cabo la escritura de nuestro manuscrito y conseguir superar el NANOWRIMO

Participó en la antología “Vamos a contar mentiras” en la que cuatro autoras con cuatro estilos diferentes exploran la mentira y su territorio. Es un libro solidario y todos los beneficios se entregan a Open Arms.  

Y no hace mucho ha publicado la cuarta entrega de su serie Pentagrama Criminal: Una serie de relatos noir, compuesta por siete títulos, como las notas musicales, basados en canciones cuya letra narra algún hecho delictivo o criminal. Cada historia lanza un desafío al lector. No solo nos toca descubrir quién, cómo y por qué lo hizo, sino que también nos enfrentamos a una pregunta mucho más estimulante: ¿Qué canción se oculta detrás del relato?

Izaskun, además, es lectora voraz de género negro y también ofrece servicios de Lecturas Beta. Tiene un blog personal con artículos para los amantes de la novela criminal.

La hemos invitado al programa para que nos hable de su club de lectura Clandestino y criminal que utiliza Telegram para comentar los libros. 

Conseguiremos hacer que confiese la primicia del próximo libro del Club y charlaremos mucho de novela negra, de policíaca, de domestic noir, de country noir, de clásicos y recientes.

Nos hablará del móvil que la llevó a formar el Club de Lectura, del modus operandi, de las víctimas y de las distintas etiquetas dentro del género de novela negra que se tratan en el club de lectura.

¿Te apuntas?

Club de lectura Clandestino y criminal: https://www.izaskunalbeniz.es/clandestino-y-criminal/

La Palabra Errante 2×18: The final campdown

En La Palabra Errante nos estamos esforzando por demostrar, con nuestros retos literarios que la escritura no tiene porque ser un proceso solitario en el que las escritoras nos aislamos en nuestras cuevas para hacer la magia de las palabras.

Con este objetivo hemos empezado varios retos, nuestro conocido #1libro90días con su competición de escritoras de brújula contra escritoras mapa, y ahora con nuestras cabañas. El NaNoWriMo no solo es noviembre, sino que se realizan camps (campamentos) en los meses de abril y julio. En estos, el objetivo no son las famosas 50.000 palabras de su hermano mayor, sino que cada una se pone su objetivo.

Y, como no todas tenemos los mismos objetivos, en LPE decidimos dividirnos en cuatro cabañas distintas: musgo, junco, pino y roble.

En este episodio nos reunimos para hablar de cómo ha funcionado este nuevo reto literario, tanto de forma individual como dentro de cada cabaña, ya que teníamos un ránking interno para motivarnos un poco viendo la evolución de nuestras compañeras.

Además, una parte importante de estos retos es hacer un análisis posterior para ver qué ha pasado, si nos ha ayudado o si hay algo que podamos hacer para mejorar. Te invitamos a que lo escuches y, si has participado, compartas con nosotras tus conclusiones.

Para premiar a las participantes que más han podido dedicarle al camp y sacar adelante sus proyectos, realizamos un sorteo entre el top 3 de cada cabaña para entregarle un ebook de escritura.

Y quizá hayas llegado a este punto y te preguntes: ¿de verdad sirve de algo empezar un proyecto literario? La respuesta es sí. No tienes que fiarte solo de nuestra afirmación, sino de Sayen, que se puso en contacto con nosotras para hablarnos del libro que comenzó con nuestro #1libro90días y que ¡ya está publicado! Te invitamos a que le eches un vistazo, porque tiene muy buena pinta y a nosotras nos hace especial ilusión ver que de nuestros retos salen “criaturitas” que llegan a las librerías de otras personas.

Soy Dragón (Dragones de Nogark nº 1) de [W. Sayen]

Enara es una dragón vera que, como los dragones de todas las razas de las Tierras de Nogark, pasa la mayor parte del tiempo transformada en humana para no llamar la atención. Vive siempre escondida y huyendo, y tiene unos poderes que no sabe utilizar. Cuando por fin encuentra una pista que le lleva a su madre perdida desde hace nueve años, se encuentra con un grupo de dragones cuya búsqueda les unirá en el mismo camino.
Enara tendrá la oportunidad de aprender más sobre su propia especie y sobre sí misma. Entre todos, desentrañarán los misterios de la transferencia de esencias de dragones, un peligro que amenaza la vida de los humanos y, en definitiva, de toda la tierra.
Se trata de una novela fresca de fantasía épica que da una vuelta de tuerca a los dragones que conocemos de toda la vida, nos meterá dentro de este mundo mágico y nos hará desear formar parte del equipo, junto con Kay, un dragón hura, y su primo Rex; el fiel amigo Roddy y dos dragones férreos: Fret y Agret, que pueden poner en peligro toda la misión.

Si tú también has terminado tu proyecto literario con nuestras iniciativas, ¡ponte en contacto con LPE! Nos encantará saberlo.

Un abrazo y nos escuchamos/leemos en quince días.

La Palabra Errante 2×17: Libros errantes y lecturas recomendadas

Según Wikipedia, el día 23 de abril se conmemora el Día del Libro con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho del autor.

La celebración del Día del Libro la promovió la Unesco en 1988.

La elección del día es simbólica para la literatura mundial. Precisamente ese día (o así nos lo han contado) murió Cervantes (que en realidad murió el 22, igual que Garcilaso de la Vega y Shakespeare).

En la Conferencia General de la Unesco, que se celebró en París en 1995, decidió rendir homenaje universal a los libros y autores en esa fecha. Se promueve descubrir el placer de la lectura y valorar las irremplazables contribuciones de aquellos quienes han impulsado el progreso social y cultural de la humanidad.

En Cataluña además se celebra Sant Jordi, que es el patrón desde el siglo XV. Cuenta la leyenda que un dragón malvado apareció hace muchísimo tiempo y aterrorizaba a los habitantes del pueblo de Montblanc… No os la voy a contar porque supongo que ya la sabéis, además en los tiempos que vivimos ya no tendría que haber princesas, y si las hubiera, creo que pueden defenderse solas. 

Libros molones y rosas a mogollones ;p

Ya no esperamos que aparezca un caballero para salvarnos. Pero sí que recordamos que de la sangre del dragón nació un rosal con rosas rojas. Sant Jordi cortó una rosa y se la regaló a la princesa.

Es por eso por lo que cada 23 de abril, las calles, ramblas y plazas de Cataluña se llenan de libros y de rosas para celebrar la “Diada de Sant Jordi”. Yo, personalmente, hace mucho que no voy por allí a “ramblejar”, que significa pasear entre paradas de libros, mientras hueles el perfume de rosas, cotilleando entre libros y sinceramente tengo muchas ganas.

El año pasado nos movimos entre las paradas y casetas de libros, consultamos editoriales y tuvimos recomendaciones de los invitados que habían pasado por aquí.

Este año las recomendaciones las haremos nosotras, pero lo haremos de una forma especial, o mejor dicho, de dos. Hablaremos de los libros que nos han marcado como escritoras, y de los libros que nos han enseñado algo como escritoras.

Aún me queda para otro par de novelitas de bolsillo…

Vamos a hacerlo como si fuera un juego, o mejor, como si fuera un examen, así que haremos nuestras preguntas y razonaremos nuestras respuestas. 

¿Te apuntas?

La Palabra Errante 2×16: Redes sociales para escritoras

Las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, Pinterest, LinkedIn, etc.) son el medio más utilizado para la comunicación interpersonal. El alcance de un sólo mensaje es multitudinario. Pero ¿son las redes sociales absolutamente necesarias para una escritora?

Antes de internet, los medios básicamente consistían en radio, televisión y prensa. Estos formatos eran unidireccionales, transmitían la información solo en un sentido. Pero cuando los medios de comunicación tuvieron presencia en la red este flujo se convirtió en bidireccional. La gente de repente tenía la posibilidad de interactuar no solo con el medio, sino también con otras personas.

Imagen de fondo blanco en la que aparecen muchas personas conectadas entre sí por líneas de puntos

Desde aquellos primeros inicios hasta el día de hoy el crecimiento de estas formas de comunicación ha sido espectacular. Todo el mundo utiliza una u otra, desde el ama de casa que intercambia recetas hasta la adolescente que quiere saberlo todo de su cantante favorita.

¿Por qué nos atraen tanto?

Uno de los motivos puede ser la inmediatez. Tenemos la posibilidad de comunicarnos de forma instantánea con una o muchas personas a la vez y desde cualquier parte del mundo. Esto significa que es muy fácil ampliar nuestro círculo social, conocer a gente.

Lo habitual es que busquemos y seamos buscadas por gente similar a nosotras, con gustos parecidos y preferencias compartidas. Esto nos va a crear un sentimiento de pertenencia a un grupo determinado, que si os suena la pirámide de necesidades de Maslow, es uno de los elementos que aparecen en la parte superior.

Y además, obtendremos reconocimiento personal en forma de gratificación instantánea. En el momento en el que publicamos un post, un comentario, una foto o un estado recibimos de forma inmediata un feedback positivo: la gente nos responde con un like, una carita sonriente o un corazoncito. Así tenemos la impresión de que somos valorados, de que al otro lado siempre habrá alguien que nos apoya. Nos sentimos queridas, escuchadas, valoradas.

Por otro lado, las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de construir una nueva imagen, casi una nueva identidad, casi desde cero. Podemos potenciar aquellos aspectos de nosotras que nos parezcan más deseables, y ocultar, borrar, eliminar aquello que no queramos mostrar.

En este mismo sentido, en redes se proyectan principalmente cosas positivas (logros alcanzados, anécdotas graciosas…), pero en gran medida se evita publicar lo que pensamos que nuestros contactos va a percibir como algo negativo. Y cuando sí se cuentan, se hace de forma que nos reporte reacciones de apoyo. Así se construye una ilusión superficial muy alejada de la verdadera realidad cotidiana.

Imagen de la pantalla de un teléfono móvil donde aparecen los iconos de las redes sociales más importantes: Facebook, Twitter, Youtube, Instagram, etcétera

Pero sin duda la mayor de sus ventajas es que la difusión de cualquier mensaje, a través de publicaciones, enlaces, imágenes o vídeos es totalmente gratuita, y su alcance puede llegar a ser mundial. Incluso en los casos en que se opta por utilizar las herramientas de pago que ofrecen, con muy poco presupuesto la divulgación supera a cualquiera de las formas tradicionales de publicidad.

Es decir, son herramientas para que profesionales de todo tipo den a conocer su trabajo y a sí mismas. Actrices y actores, artistas de todo tipo, y sí, escritoras y escritores utilizan estos medios para llegar al gran público. Y para ello, utilizan técnicas de marketing que ayudan a elevar su número de seguidores y a convertir a aquellas personas interesadas en ellos en clientes potenciales, pero también hacen que lo que esté en venta, lo que compra el usuario, sea a las propias artistas y no a sus obras por ellas mismas.

En este contexto adquieren relevancia conceptos como la construcción de una marca personal, el posicionamiento SEO, el retorno de inversión o el tráfico web. Y si, como a mí, estos términos te suenan a chino mandarín, quizá sea el momento de empezar.

En el programa de hoy hablaremos de cuáles son las redes sociales necesarias para una escritora. Porque, si no estás bien posicionada, ¿existes?

Imagen en tonos de azul que muestra el rostro de una mujer pensativa rodeada de los iconos de varias redes sociales y de aplicaciones de móvil

Postdata: Todo el mundo tiene redes, y La Palabra Errante no iba a ser menos. Puedes encontrarnos en Twitch, Twitter y Youtube. ¡Te esperamos!

La Palabra Errante 2×15: Cómo publicar en revistas literarias

Ahora que vivimos en la era de internet nos parece que cualquier persona puede publicar lo que escribe. Tenemos los blogs, las redes sociales, se puede autopublicar en Amazon, en plataformas como Lektu,… Pero hace no tanto no era tan fácil.

Surgieron los blogs y las reseñas y podría parecer que las revistas corrían peligro. Pero nada más lejos de la realidad. Parece que los blogs, aquellos que podían destronar. 

Las revistas literarias son pequeños templos donde se habla de libros, se escriben relatos y se comparten entrevistas. En definitiva, es el lugar perfecto para encontrar lo que nos mueve y nos emociona en este podcast: la literatura.

Grandes autoras y autores han escrito en revistas, y muchas de aquellas historias han llegado hasta nuestros días convirtiéndose en auténticos hitos de la literatura. Mi amada Shirley Jackson seguro que no era consciente del revuelo que iba a provocar cuando en 1948 publicó su relato La lotería en la revista The New Yorker. Recibieron cientos de cartas criticando la publicación de dicho relato.

Esta es una época complicada para la literatura, y las revistas no iban a quedar libres de nervios. Y qué decir si hablamos de literatura de género. Cayeron algunas como la Tantrum, pero otras aguantan y viven de la pasión de la gente que las compra, de sus mecenas, y sobre todo de la gente que está detrás dedicándole amor y cariño. Porque no creo que nadie se meta a editar y publicar una revista literaria para hacerse rica. Hay muchas, como Constelación, Windumanoth, y un largo etcétera.  

Pero entre todas ellas queremos destacar Supersonic, de la que me considero orgulloso mecenas. No solo porque su editora y jefa esté presente, si no porque se preocupa por una cosa que no debería ser rara: Pagar a la gente por su trabajo. ¡Qué excentricidad!

En este capítulo conoceremos la revista Supersonic por dentro de la mano de su editora jefa, Cristina Jurado.

La Palabra Errante 2×14: Heroínas y metadonas

El episodio anterior lo dedicamos a hablar de villanas, que son una parte fundamental de nuestras historias. Sin ellas, nuestras heroínas brillan un poco menos y, a veces, quedan hasta deslucidas.

Hoy toca hablar de esa contraparte, de las heroínas y protagonistas.

Y, como suele ser lo habitual en nosotras, lo vamos a hacer en femenino. Lo mayoritario es pensar en esa figura galante del héroe caballeresco. Ese con brillante armadura que tiene un maestro y un amigo que es el alivio cómico a tanta tensión. Ese que se dedica a salvar a todo el mundo porque es lo que los héroes hacen sin pensárselo demasiado. Por supuesto, también va a tener un interés amoroso: una chica muy guapa y muy callada cuya función es dejarse rescatar sin protestar mucho y enamorarse perdidamente del héroe. ¿A quién no le va a gustar un pan sin sal que salva al mundo?

En este episodio hacemos un repaso a algunas de nuestras heroínas y protagonistas favoritas. Y vamos a ver que no hay una sola clase de personaje, sino que encontramos diferencias en edades, objetivos, mundos y métodos para conseguir lo que desean.

Te lanzamos una pregunta para que contestes en redes sociales o nos dejes un comentario: ¿Cuál es tu heroína/protagonista favorita?

La Palabra Errante 2×13: Villanas y malvadas

Uno de los elementos más importantes de cualquier historia es su elenco de personajes, ya que vamos a ir de su mano a lo largo de la trama y el universo que la autora ha trazado para ellas y para nosotras. Normalmente, nos centramos en analizar los protagonistas, pero nos olvidamos de sus contrarios. Tan importante es la trayectoria de un antagonista como el del protagonista, pues será la causa principal del conflicto en la trama. Por eso, en este capítulo nos reunimos para hablar de nuestras villanas favoritas.

Antes de empezar, tendríamos que dejar claros algunos conceptos técnicos ante los cuales solemos confundirnos muy habitualmente.

El primero es la diferencia entre los personajes principales y secundarios de una historia. Esta es fácil, pues los principales son el motor de la historia y, como tales, hacen avanzar la trama. Intervienen de forma activa para que se solucione o se desencadene el conflicto narrativo. Los secundarios, en cambio, suelen ser simples acompañantes que aportan un valor añadido a la historia.

Dentro de los personajes principales, encontramos dos etiquetas que normalmente no definimos de la forma adecuada: el protagonista y el antagonista. Formalmente llamaremos protagonista al personaje central de la historia, mientras que el antagonista será su contrario. Las etiquetas cambiarán en el momento en el que variemos la perspectiva de la historia. Por ejemplo, el lobo de caperucita será el antagonista en la historia convencional; pero si escribimos un retelling desde su punto de vista, la pequeña niña de capucha rojiza se podría convertir en su antagonista.

Lo general es atribuirle al protagonista la etiqueta de héroe, mientras que se le atribuye la de villano al antagonista. Pero… ¿qué es un héroe? ¿qué lo diferencia de un villano?

Si me permitís tirar de diccionario:

Villano:

  1. adj. Vecino o habitador del estado llano en una villa o aldea, a distinción de noble o hidalgo. U. t. c. s.
  2. adj. Rústico o descortés.
  3. adj. Ruin, indigno o indecoroso.

Héroe/ina:

  1. m. y f. Persona que realiza una acción muy abnegada en beneficio de una causa noble.
  2. m. y f. Persona ilustre y famosa por sus hazañas o virtudes.
  3. m. y f. En un poema o relato, personaje destacado que actúa de una manera valerosa y arriesgada.
  4. m. y f. Protagonista de una obra de ficción.

Estas etiquetas hacen referencia al código ético del personaje, pero no a su implicación en el conflicto. Por lo tanto, solo es incorrecto hacer la relación de “antagonista = villano”, sino que encontramos muchos ejemplos que lo desmitifican, incluyendo esos personajes grises que no son ni del todo buenos ni del todo malvados.

Es por eso que en el capítulo de hoy vamos a desnudar a nuestros villanos favoritos para ver qué funciona en ellos y aprender a través de estos ejemplos a jugar mucho mejor con la interacción entre nuestros personajes.

La Palabra Errante 2×12: Recursos para salvar al gato

Esta semana el tema que nos ocupa es el análisis de ¡Salva al gato!, un manual de estructura para guiones y novelas que incide en la importancia de estructurar bien el texto y de crear personajes con recorrido. Y lo que es más importante, proporciona toda una serie de recursos para conseguirlo.

Su autor, Blake Snyder, fue un guionista americano que, según Wikipedia, a través de su trilogía de libros sobre escritura de guiones y estructuras de historias, se convirtió en uno de los mentores de escritura más populares en la industria del cine.

Según la RAE, estructura es la disposición o modo de estar relacionadas las distintas partes de un conjunto. Así, se puede decir que la estructura de una novela es el andamiaje que lo sostiene todo. Pero no debe apreciarse a simple vista, como no se ve el esqueleto que sujeta los músculos y los órganos en un cuerpo.

¿Te imaginas salir así a la calle, enseñando todo el esqueleto?

Esto de la estructura no es una cosa moderna, como la quinoa o el regetón. Fue Aristóteles, en la antigua Grecia, quien formuló el esquema clásico de planteamiento, desarrollo y desenlace, y las funciones y componentes que debe tener cada una de estas partes.

  • Planteamiento: donde se presentan los personajes y el conflicto principal.
  • Nudo o desarrollo: Donde pasan la mayor parte de las cosas.
  • Desenlace: Donde se llega al clímax narrativo y a la resolución de los conflictos.

A partir de ahí, han surgido infinidad de modelos de estructura diferentes: 

  • lineal en tres partes, en cuatro, en cinco, en siete o en nueve 
  • las doce etapas del viaje del héroe
  • convergente o de vasos comunicantes (dos tramas paralelas y en principio inconexas convergen en un punto, mezclándose a partir de ahí)
  • paralela (cuando a través de un incidente único, el argumento se desdobla en dos, con personajes comunes o distintos)
  • bifocal (dos acontecimientos diferentes son narrados en primera persona por dos personajes distintos)
  • multifocal (los mismos hechos son narrados alternativamente por distintos personajes)
  • in media res (la obra comienza en medio de la acción, que vuelve a encontrarse con el comienzo a mediados del libro)
  • invertida (donde los acontecimientos se suceden a la inversa, es decir, comenzando por el final y llegando al término en el mismo comienzo)
  • atemporal (el autor rompe manifiestamente la relación espacio-temporal de la obra, sin que se correspondan las longitudes de los hechos con su correlato temporal)
  • o la estructura circular (la historia termina donde comenzó y donde planteamiento y resolución se reflejan uno en otro como en un espejo).
Mi novela tiene una estructura multifocal lineal circular invertida
con triple tirabuzón hacia delante

La elección de una u otra dependerá de muchos factores, como el tipo de historia o el género al que pertenezca. Pero de lo que no hay ninguna duda es de que incluso las obras de los autores más desnortados, los que escriben sin tener ni idea de dónde van a ir a parar, tienen algún tipo de estructura. 

Porque, si no, la historia no funcionaría. Los lectores no se interesarían por una colección de hechos deslavazados, sin conexión entre sí, a pesar de la existencia de varios experimentos en obras de vanguardia.

Y como no podía ser de otra manera, a lo largo del tiempo han surgido tantos manuales sobre la estructura de la novela como tipos de estructura hay, si no más.

¿Al gato? ¿Y a mí quién me rescata?

El manual de Snyder que veremos hoy plantea su modelo, una mezcla del viaje del héroe con la estructura en cuatro actos de Syd Field (que se basa en el concepto del punto medio de la historia y en la división del segundo acto del esquema clásico en dos partes iguales). Así, obtiene una secuencia de 15 puntos que permite construir una historia estructuralmente bien equilibrada. Y aunque Snyder plantea su manual para la creación de guiones cinematográficos, lo cierto es que es igualmente aplicable a la escritura de una novela.

Pero este manual de estructura de guiones y novelas es mucho más, porque nos explica con detenimiento qué es lo que nos gusta de las historias más populares, lo que no, y por qué, y se esfuerza en que nosotros, escritores, podamos replicar esos efectos en nuestras obras.

Y todo ello, sin olvidar jamás que en esto de la escribición no hay reglas universales, y si las hubiera, bueno, las normas están para saltárselas.

La Palabra Errante 2×11: Escritores híbridos con Pablo Ferradas

Igual que no hay una sola regla para cómo escribir, no la hay tampoco para cómo publicar tus escritos. Si llevas algún tiempo en este mundillo, o escuchando nuestro podcast, habrás oído el término “escritora híbrida”. En nuestro programa anterior con Laura Tárraga lo mencionamos pero, en este, tenemos con nosotras a Pablo Ferradas para profundizar un poco más en este concepto y arrojar un poco de luz sobre las dudas.

Hace tiempo teníamos claro que si escribíamos un libro tendríamos que ponernos en contacto con editoriales, o buscar agentes, para poder publicarlo. Pero hace unos años lo que podía ser una excepción o incluso un lujo se ha vuelto algo muy común: La autopublicación.

Parece que junto a ello todo tiene que estar clasificado en equipos enfrentados: escritores de mapa o de brújula, escritores de un género concreto inamovible, escritores de editorial y autopublicados,… Y luego está nuestro invitado de hoy que rompe todo tipo de esquemas: es escritor híbrido (ha publicado con editorial y ha autopublicado) y ha ido saltando de géneros (fantasía juvenil con La caja de Bernit, ciencia ficción, también juvenil o no, con La esfera imperfecta, fantasía urbana juvenil con La conseguidora, y un libro de no ficción con Youtube para escritores). Y todo ello lo hace con la mejor de las sonrisas.

Mirando datos sobre la cantidad de libros editados al año (mirando la cantidad de ISBN concedidos), en 2019 (últimos datos que hemos encontrado) se editaron 90.073 textos. Pero sabedores de que no todo el mundo que publica solicita un ISBN, el número es aún mayor. Los datos son de la Federación de Gremios de Editores de España. (Y aprovechamos el momento para protestar porque en el desglose hay diferentes categorías y me ha llamado la atención que ponen Literatura, y luego Infantil y Juvenil, como si esta no fuera literatura).  

Con Pablo hablamos de sus libros, de su trabajo en los canales de Youtube primero y ahora Twitch, y le pedimos que nos aconseje para escoger con criterio si autopublicar, publicar con editorial o coeditar (evitando siempre el abordaje de las editoriales piratas). 

La Palabra Errante 2×10: Organizando palabras (o no) con Laura Tárraga

Organización y productividad, dos palabras clave con las que comenzamos este episodio del podcast.

«El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.- J.P. Sergent»

Esta frase de Sergent representa la importancia de la organización a la hora de ser productivos. En ocasiones miramos a otras personas y nos come el gusanillo de la envidia al ver lo mucho que logran aprovechar su tiempo.

Vivimos en un mundo en el que tenemos mil cosas que hacer y queremos hacer otras mil. Desde lo básico como dormir y comer, a mantener una mínima vida social para no perder la cabeza, estudiar o trabajar, desplazamientos de un lugar a otro, ir a comprar y cocinar para no comer todo preparado, hacer deporte, tocar el piano, ponerte las cremitas en la cara, leer… Ya ni hablamos de escribir, o hacer un podcast como este.

Es terrible. Y más terrible es la sensación de no hacer nada, de no avanzar, de cancelar cosas que deseas porque tienes que hacer otras.

Por eso, la clave es conocerse y organizarse para ser capaces de sacar adelante, al menos, una buena parte de lo que nos proponemos.

En este programa contamos con Laura Tárraga para que nos acompañe hablando de este tema tan interesante como estresante.

Nuestra invitada hace gala de casi todos sus libros y en el episodio nos cuenta cómo lo hizo para escribir El Imperio del Sueño.

Laura es muchas cosas, entre ellas:

  • Escritora híbrida a la que leer en unas cuantas publicaciones: bilogía Infortunium (2017); El Imperio del Sueño (Nocturna Ediciones, 2018); Entre vidas (2019); y la bilogía Actuar o morir (compuesta por Hijos del dolor y El idioma de la guerra, Ediciones Freya, 2021).
  • Podcaster por partida doble (puedes escucharla en Literatura juvenil para escritores y en No es tan importante, con Beatriz Esteban).
  • Emprendedora, ya que es la creadora de la Academia para escritores de Literatura juvenil para escritores (con cursos que te acompañan desde le misma escritura hasta la autopublicación y promoción de tus obras).
  • Y además de todo esto, es copywriter y madre de gatos.

Con ella hablamos de cómo organizarse y conocerse a uno mismo (es importante dar con el método adecuado), cómo lidiar con esos momentos en los que todo lo planificado tiene que modificarse por imprevistos, qué supone ser tu propia jefa y unas cuantas cosas más.

Y, para aquellas personas que no puedan contar con una rutina que se repite cada día, el consejo de aprovechar cada ratito disponible para pensar o plasmar sus ideas. Y así, poco a poco, se consigue la productividad. Queda claro que la organización y la productividad están íntimamente ligadas, ¿no?

Por eso, alguno de los trucos que sacamos en este episodio es grabar audios que pasen a texto ellos solos. Si eres de Telegram, puedes usar el bot Voicy; mientras que Google Keep también cuenta con una herramienta similar.

Recuerda que si te ha gustado este episodio, puedes compartirlo para que lleguemos a más gente, seguirnos en nuestras redes sociales y suscribirte a nuestro canal de Twitch (¡si llegamos a 12 suscripciones sorteamos un ebook a final de mes!).

¡Nos escuchamos en el próximo capítulo!

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.    Más información
Privacidad